Pons Heres | SECRET EMPIRES

2013| 18/10>14/11

Freedom of all the motherfuckers
Técnica Mixta sobre cartón - 90x110 cm - 2013

 


                 

SECRET EMPIRES

Por Pons Heres

El Departamento de Solo Consulta ha dispuesto sus sensores basados en cálculos infinitesimales tras la pista del legendario tipo que roba los libros de la biblioteca lanzándolos por la ventana primero. No tiene nombre, ni número teléfono propio, pero es él quien me llama y menciona su nombre cuando le interesa hacer negocios serios, cuando quiere contar con un profesional disciplinado que no va a tontear con el móvil durante la operación.

Llego a una ciudad color arena constituida por esqueletos de edificios y decorada con amenazas en árabe escritas a spray sobre los escombros de piedra, el hormigón y el ladrillo acribillado, los metales retorcidos, las vigas de madera humeantes, los colchones ensangrentados y los cuerpos en talud de árabes que combinan chándales Adidas con chalecos de camuflaje.

Aquí sí; cada piedra, cada lata de Coca-Cola, cada bolsa de papel o plástico abandonada en el camino es una trampa explosiva en potencia, así que dejo el quad sin matricular junto a la cadena de un tanque soviético ennegrecido por el fuego y lo cubro con una lona polvorienta. Me agazapo y reviso mi AK-47 tuneado con pegatinas de Snoopy, también llevo un cuchillo Bowie emplazado en una correa de cuero, que va atada a mi tobillo y una granada de mano calentándose debajo de mis calzoncillos.

 


           

Sexy people dying
Acrílico sobre assemblage. 30 x 30 cm. 2013

 

¿QUE-HAGO-YO-AQUÍ?

Se ha creado un ejército que ignora su propia presencia, que se multiplica día a día por medio del contagio ambiental, que recurre pasivamente a las técnicas más depravadas de anulación personal con el fin de extender, dentro de su alegre inactividad emocional, el domino de las circunstancias que rodean tu día a día; el hombre ya no tiene amigos entre los hombres, ha perdido todo su crédito como especie enrollada, la banca se ha adueñado de la partida y la Tierra está empezando a realizar algunos movimientos orbitales raros.

El cinco minutos más se convierte en un ahora o nunca dispuesto a asaltar la cocina por la fuerza y manipular todas las recetas con pequeños cambios introducidos por mano experta, sin remordimiento alguno para con los paladares ajenos. Cuando observas los cambios realizados por el gas de la risa te da de todo menos la risa; tienes que coger el teléfono, hacer esas llamadas reales, contactar con aquel tipo de gustos musicales inquietantes y advertirle de forma más o menos tranquilizadora que te has tendido una trampa a ti mismo desde el futuro y que la chica, sencillamente, no ha nacido... Está más que comprobado que en ciertas circunstancias el cerebro humano... etc, etc, etc.

Sin título
Tinta sobre papel. 30x21 cm. 2013