Anaïs Lelièvre - Ad nauseam

2013| 21/01>21/02


Indigestion
videoArt 3'07" (loop)
| 2012

un ou quelques bocaux
objet-sculpture.
| 2012


un ou quelques bocaux
objet-sculpture (fragment)
| 2012

   

Las palabras y los textos se vuelven ilegibles o inaudibles. Su estructura es como el magma cuya agitación sugiere una ansiedad latente, que tiende a significar, que excede cualquier formato. Deshaciendo el idioma absorbido desde el exterior, el material de la primera saliva. Colocar en el eje aquello que rechaza el texto - una hoja en blanco rasgado, el error en un ovillo, la mancha de la mancha de tinta - a través de algo como lo que se dice en otro idioma, otra forma, que sugiere, la expresión de que sólo existe en el mundo real, de las palabras. Restaurar esa indescriptible realidad inquietante o las secreciones como si fuesen un chasquido. Palabras pueriles sin forma. Gorgoteo sin sentido. Como si fuese el único idioma de un recién nacido. El lenguaje de la materia oral, lengua y saliva. El lenguaje corporal que no puede ser hablado. "Algo" que permanece en estado de agitación. Informe, contexto hipertextual. Invasión desbordante de signos. Es difícil respirar. Palabras que toman el cuerpo, que se adhieren al cuerpo, convirtiéndose en algo indigestible.

            Ad nauseam. Náuseas textuales. Una suspensión de palabras sin sentido, que nos vemos obligados a tragar. Hasta lo más profundo del estómago, pues son parte de nuestra carne. Pegajosa, viscosa y seca. Una corteza de las palabras contenidas, retenidas. Cruzando la invasión de los nuevos medios, adquiere nuestra definición primaria de la palabra: reconocer  que una de ellas exigió a la siguiente una forzosa frialdad tipográfica.

Anaïs Lelièvre ©2012

| contacto
| + información